EL MANTENIMIENTO DE UN SITIO WEB – Parte 2

LUGARES PRIORITARIOS DE MANTENIMIENTO.

El mantenimiento de un sitio Web es un proceso constante que se inicia después de su lanzamiento y termina cuando este es dado de baja. Si hemos puesto en marcha el sitio la siguiente pregunta que debemos formularnos es: ¿Qué partes de mi sitio requieren mantenimiento continuo?

a.      Mantenimiento de Enlaces.

Como los documentos HTML y sus componentes gráficos relacionados están enlazados de una manera específica, cualquier cambio o adicción que haga a documentos o directorios existentes, puede afectar la relación entre ellos. El resultado más común es que los enlaces se rompan, las imágenes se mezclen, o las páginas no se carguen adecuadamente. La retroalimentación de los usuarios, generalmente por correo electrónico, puede ser una parte importante en identificar este tipo de problemas, para que puedan ser resueltos de manera oportuna.

b.      Mantenimiento del Contenido.

Actualizar el sitio involucra cambiar el contenido. Esto puede ser tan fácil como controlar los enlaces a otros sitios para asegurarse de que sean válidos, o tan complejo como agregar nuevas funciones a los formatos. Los recursos y los costos para mantener un sitio moderno y en buen estado, dependen del tamaño y complejidad del sitio y qué tan seguido tiene que ser actualizado.

Recuerde que agregar nuevo contenido no significa necesariamente eliminar el viejo. Algún material viejo como comunicados de prensa, actualizaciones de programas, artículos y transcripciones de discursos pueden ser útiles a los usuarios y deberían ser archivados. Asegúrese de que la información archivada sea de fácil acceso.

Otra manera simple de informar a los usuarios que han actualizado su sitio, o algunas páginas, es agregar una notación.

c.      Mantenimiento del Software.

Es importante revisar los sistemas y aplicaciones basados en la Web periódicamente con respecto al manejo de información, riesgos potenciales a la seguridad, la actuación del sistema, y los modelos de uso (analizando Web logs), y tomar las medidas convenientes para arreglar el shortcom-ings y debilidades, cualquiera.

El protocolo HTTP, utilizado en la Web para la transferencia de datos a través de la red, no es lo suficientemente seguro como para transmitir datos delicados o de índole personal, como pueden ser los números de documento o de tarjeta de crédito de un particular o, determinados archivos comerciales de una empresa.

Por este motivo, se han desarrollado un par de protocolos nuevos que vienen a suplir esta falencia. Estos son el SET, desarrollado por las empresas emisoras de tarjetas de crédito y el SHTTP/SSL, del cual se encargó la empresa Netscape (la del famoso navegador).

El SHTTP/SSL es hoy día el más aceptado de los dos ya que, si bien es menos seguro que el SET, cumple con su cometido eficientemente y es mucho más fácil de implementar. Ud. notará que está utilizando un protocolo seguro cuando vea un candado cerrado en la barra de estado de su navegador IExplorer.

d.      Mantenimiento del Diseño

Una empresa debe mantener una imagen ante el público. Diseños frescos y modernos, para mostrar que estamos a la vanguardia y en constante búsqueda de lo actual. Un diseño que no muestre lo que es la empresa o este compuesto de elementos poco atractivos o antiguos podrían mostrar a la empresa como anticuada o intrascendente. Generalmente una imagen empresarial debe realizar un cambio cada dos años, dependiendo del tipo de empresa. Es lógico imaginar que el sitio Web debe contener elementos obtenidos de la imagen corporativa de la empresa como el logotipo, colores corporativos, etc. Sin embargo el diseño en si pude cambiarse por otro más innovador o llamativo.

“Primero, todo entra por los ojos“ y por mucho que nuestra página contenga información bien estructurada, enlaces perfectos y seguridad en los datos de alta calidad, si no tiene un diseño estético, equilibrado y de fácil entendimiento los usuarios simplemente la pasaran de largo por no entender o no encontrar el toque que les llame la atención.

Es necesario lograr que el sitio web obtenga consistencia y una imagen distintiva, mediante el uso de fondos, gráficos y logos, colores uniformes en el texto y los enlaces, barras de navegación en el mismo lugar, etc.; de la misma manera que una tienda comercial mantiene una estética única, tanto para su casa central como para sus sucursales.

Be Sociable, Share!